Inicio / nutrición / Alimentos prohibidos para embarazadas5 minutos de lectura

Alimentos prohibidos para embarazadas5 minutos de lectura

alimentos prohibidos para embarazadasLas embarazadas tienen que llevar una dieta muy equilibrada para poder conseguir todos los nutrientes que necesitan para permanecer sanas mientras sus hijos crecen en su interior, en este artículo encontrarás algunos alimentos prohibidos para embarazadas.

Además, dependiendo del tipo de embarazo que tengas, podrás tener más restricciones alimenticias o menos. Por ejemplo, las embarazadas que sufren diabetes gestacional o destacados problemas de hipertensión, tendrán que llevar una dieta especial a la que otras mamás no tendrán que sujetarse. Pero, en todo caso, existen una serie de alimentos prohibidos para embarazadas por su propia seguridad y la de su hijo.

Listado de alimentos prohibidos para embarazadas

En primer lugar, nos encontramos la carne poco hecha o cruda. El parásito que provoca la temida toxoplasmosis puede aparecer con frecuencia en la carne de los animales herbívoros u omnívoros de los que nos alimentamos. Por lo tanto, si la carne que consume una mujer embarazada no está bien cocinada, puede llegar a desarrollar esta dolencia, que puede ser enormemente perjudicial para tu bebé y poner en riesgo su vida. Por lo tanto, se aconseja que las mujeres embarazadas no consuman carne que no esté bien hecha y que se abstengan de los embutidos, especialmente del jamón, dado que se consumen sin cocinar.

Asimismo, también es muy poco recomendable que se consuma pescado crudo, como pueden ser los boquerones en vinagre. En este caso, la preocupación principal es un posible contagio de anisakis, que provocan graves infecciones estomacales, violentos vómitos, fiebre y dolores de abdomen, entre otros problemas. Si bien no se considera que este parásito provoque daños de consideración al feto, puede perjudicar mucho a su madre, especialmente en un momento en el que su sistema inmunológico se encuentra comprometido y los tratamientos que se le pueden dar para parar la infección están limitados. Y, si la salud de la madre se deteriora, existen muchas más posibilidades de que se sufra un aborto o que la placenta se desprenda. Por lo tanto, evita que los pescados crudos o platos donde éste sea un ingrediente destacado, tales como el sushi, entren en vuestra casa.

Además, los alimentos sin pasteurizar forman parte del listado de alimentos prohibidos para embarazadas, como ciertos tipos de quesos, deben evitarse para evitar el consumo de una bacteria muy especial que recibe el nombre de listeria. La listeriosis no es una enfermedad demasiado común; ciertamente, no se advierte de ella a las embarazadas con la misma insistencia con que se les aconseja que tengan cuidado con la toxoplasmosis y los anisakis. Sin embargo, puede ser igualmente dañina tanto para la madre como para el bebé.

La listeriosis puede provocar abortos, partos prematuros y secuelas neurológicas en los bebés, por lo que hay que tenerla muy en cuenta, aunque sea una infección relativamente poco frecuente. Por lo tanto, no debes consumir alimentos como los mencionados quesos o la leche fresca, así como ningún plato que emplee dichos ingredientes. También debes tener especial cuidado con los alimentos precocinados y, sobre todo, no comas nada cuyo origen desconozcas o no te parezca demasiado seguro. La vida de vuestro bebé puede depender de ello.

Por último, durante los últimos años ha aumentado la preocupación existente sobre la enorme cantidad de mercurio que presentan algunos pescados y mariscos que llegan a nuestras mesas. Se ha descubierto que algunos productos procedentes del mar, como el pez espada o la caballa, contienen una concentración de mercurio más alta de lo normal. Todavía se están estudiando los efectos que tienen esos niveles de mercurio en la salud de las personas, pero se sabe que pueden ser muy perjudiciales para el feto, dado que el mercurio puede provocar alteraciones muy importantes en el sistema nervioso de vuestro bebé en formación. Por lo tanto, evita aquellos pescados que sean sospechosos de contener una gran cantidad de mercurio. Vuestro bebé os lo agradecerá.

En cualquier caso, el embarazo es una de las etapas más comprometidas para el sistema inmunológico de una mujer, por lo que cualquier infección puede convertirse en un problema grave. tened esto en cuenta y tomad todas las precauciones que podáis a la hora de introducir alimentos en vuestro cuerpo.

Cocinad bien los alimentos, no comas nada crudo ni que no sepáis bien de donde viene y lee bien todas las etiquetas para asegurarte de que no aparece ninguno de los alimentos considerados peligrosos entre los ingredientes. Asimismo, lava muy bien los platos, los vasos y los cubiertos, y sé especialmente concienzuda con vuestra higiene personal después de ir al baño.

También, si compras alguna fruta o verdura fresca, lavala bien y pelala si es posible. Incluso, para asegurarte del todo, te recomiendo comprarte pastillas o líquidos para disolver en agua especialmente diseñados para acabar con los parásitos, bacterias o suciedad que puede permanecer en las frutas y verduras frescas.

Por último te recomendamos hablar con tu médico y tu matrona, ya que el listado de alimentos prohibidos para embarazadas puede variar de mujer a otra. Recuerda que es el bienestar de vuestra pareja y la vida de vuestro hijo lo que está en juego, así que no escatiméis esfuerzos en este ámbito.