Inicio / Madresfera / ¿Deberías averiguar el sexo de tu bebé?5 minutos de lectura

¿Deberías averiguar el sexo de tu bebé?5 minutos de lectura

averiguar el sexo de tu bebéCuando llega un determinado momento en el embarazo, los especialistas sin duda os preguntarán si queréis averiguar el sexo de tu bebé. Existen pequeños muy cabezones que se niegan a dejar saber a los adultos su sexo hasta el momento de su nacimiento, poniéndose de espaldas cada vez que llega el momento de la ecografía o dificultando su visión con la posición que adoptan. Sin embargo, en la mayoría de los casos, a las 20 semanas ya podrás saber el sexo de tu bebé si así lo deseas.

¿Deberías averiguar el sexo de tu bebé antes de su nacimiento? No existe una respuesta clara para esta pregunta. Es una decisión muy personal que debéis tomar tu pareja y tú juntos. Lo que sí te recomendamos es que habléis al respecto mucho antes de que tal posibilidad pueda surgir en la consulta del especialista. Sería muy incómodo que el especialista os preguntara si queréis saber el sexo del bebé y uno contestara que sí y el otro que no. Por lo tanto, discute esta posibilidad con tu pareja con mucha antelación para que podáis presentar un frente unitario a este respecto durante el resto del embarazo.

Para ayudarte a tomar esta decisión tan complicada, queremos hacerte algunas indicaciones que te ayudarán a lidiar con esta situación tan especial.



Cosas a tener en cuenta sobre si averiguar el sexo de tu bebé o no

 

-En primer lugar, si uno de los dos no quiere saber el sexo del bebé, entonces no lo averigüéis. Algunas personas desean saber el sexo de su bebé y otras prefieren ser sorprendidas. Si uno de los miembros de la pareja quiere saberlo a toda costa y pide esa información al médico, más pronto que tarde desvelará el secreto sin querer en un despiste, fastidiando los planes de su media naranja.

Por lo tanto, presentad siempre un frente unitario. Decidáis lo que decidáis, permaneced unidos. En cualquier caso, en nueve meses todos sabréis la solución a esta incógnita.

-Además de esto, si decidís no averiguar el sexo de tu bebé, dejadlo totalmente claro a todo el personal médico con el que tengáis contacto. Aunque vosotros no queráis saberlo, los médicos que vean las ecografías tendrán claro, a partir sobre todo de la vigésima semana de embarazo, cuál es el sexo de vuestro bebé y un único despiste con una sola palabra o, incluso, con una letra, será más que suficiente para haceros saber si esperáis un niño o una niña.

Por lo tanto, cada vez que entréis en la consulta de alguno de los especialistas relacionados con el embarazo, dejad claro que no queréis saber bajo ninguna circunstancia el sexo de vuestro bebé. Así, os curaréis en salud, aunque debéis tener en cuenta que los profesionales médicos también son humanos y pueden cometer algún que otro error a este respecto en algún momento dado.

-Cuando toméis una decisión, no os dejéis influir por presiones externas. Muchos padres que, en un principio, no querían saber el sexo de su bebé hasta el nacimiento, acaban pidiendo esa información a su médico después de escuchar a sus familiares y amigos preguntándoles día tras día por qué no quieren saberlo. Si habéis tomado la decisión de no averiguar el sexo del bebé, no os dejéis influenciar por nadie. Si estáis seguros, no dejéis que nadie os haga cambiar de opinión y tratad de aguantar con el mejor humor posible la injerencia de vuestros amigos y familiares. ¡Al fin y al cabo, es asunto exclusivamente vuestro!

-Aunque sepáis el sexo del bebé, dejad la puerta abierta a los imprevistos. No es lo habitual, pero algunas veces pueden producirse equivocaciones y que tu bebé acabe siendo del sexo contrario al que te habían dicho. Por lo tanto, aunque hagáis ciertos planes vinculados al sexo que os hayan dicho que tiene vuestro bebé, nunca está de más que toméis algunas precauciones por si se produce alguna equivocación. Por ejemplo, si os han dicho que vais a tener un niño, pensad algunos nombres de niña por si finalmente recibís una sorpresa en este sentido el día del parto. ¡Hasta el momento del nacimiento, no existe nada realmente seguro!

-Ten en cuenta las posibilidades prácticas. Saber el sexo del bebé con antelación siempre os ayudará a lidiar con posibilidades prácticas, como el nombre, la ropa o la decoración de su futura habitación, por ejemplo. Pero si no deseas que tu bebé se vea influido por su género desde tan pronto, quizá sea mejor que no lo averigüéis o, por lo menos, que no lo divulguéis. Por mucho que digáis que no queréis ropita rosa si es niña o solo juguetes de chico si es niño, la mayoría de los regalos se ceñirán, sin duda alguna, a los estereotipos más habituales para estos casos. Por lo tanto, tened esto en cuenta a la hora de tomar esta decisión.



Artículos relacionados

final de la lactancia

Final de la lactancia y cómo elegir el momento adecuado

En muchas ocasiones, resulta difícil determinar exactamente cuándo se debe dar fin a la lactancia …

2 Comentarios

  1. Tú lo quisiste saber? Yo no soy madre, pero veo más práctico saberlo de antemano, por lo que dices de decorar y tal…

    Besazos!

    Preparadas Listas Ya

    • En nuestro caso todavía no se puede saber si es niño o niña, pero ya lo estuvimos hablando y si que queremossaberlo. Pero aunque parezca mentira, muchos padres prefieren no saberlo y dicen que es más emocionante y divertido..sinceramente la idea es tentadora, tanto que puede que la hagamos con el próximo o próxima 😀 😀