Inicio / Madresfera / Final de la lactancia y cómo elegir el momento adecuado4 minutos de lectura

Final de la lactancia y cómo elegir el momento adecuado4 minutos de lectura

final de la lactanciaEn muchas ocasiones, resulta difícil determinar exactamente cuándo se debe dar fin a la lactancia y conseguir que nuestro bebé pase únicamente a comer otro tipo de productos. Como en todo lo relacionado con el embarazo y la crianza de un bebé, el final de la lactancia no está marcado de antemano. El momento en el que se produzca dependerá de tu bebé y de sus circunstancias únicas.

Sin embargo, para conseguir que este proceso sea más fácil, queremos darte algunos consejos que esperamos que te ayuden a marcar el final de la lactancia de tu bebé.

En determinadas ocasiones, esa decisión no la tomarás tú

Cuando hablamos del final de la lactancia, damos por sentado que es la madre la que toma la decisión de destetar a su bebé en un momento determinado. Y, aunque eso sería lo ideal, existen circunstancias en las que esa decisión no podrás tomarla tú.

Si tu leche se retira antes de tiempo, sufres alguna infección que te impide continuar dando el pecho a tu bebé o tu pediatra descubre que tu leche materna ya no es suficiente para cubrir sus necesidades, te verás obligada a destetar a tu bebé antes de tiempo. Asimismo, si le estás dando un biberón de apoyo o algunas comidas sólidas como refuerzo, tu bebé puede decidir por sí mismo que prefiere estas opciones a la leche materna, por lo que él mismo marcará el final de la lactancia.

En todo caso, debes recordar siempre que existen circunstancias en las que esta decisión puede estar fuera de tus manos, por lo que prepárate para ello.

Ten en cuenta el desarrollo de tu bebé

A la hora de marcar el final de la lactancia, es el bebé el que tiene que estar preparado para dar este paso. Recuerda que el sistema digestivo de tu bebé no estará preparado para aceptar alimentos sólidos hasta como mínimo seis meses después del parto, y algunos bebés pueden tardar más o menos tiempo en desarrollarse en este sentido. Por lo tanto, ten siempre en cuenta el propio desarrollo de tu bebé antes de intentar marcar el final de la lactancia.

Consúltalo con tu pediatra y ten en cuenta sus opiniones a la hora de intentar hacerlo. En todo caso, no existe un momento determinado en el que debes dejar de dar el pecho a tu bebé, así que ten en cuenta vuestras circunstancias personales antes de intentar dar este paso.

Combina los alimentos sólidos y la lactancia durante una cierta cantidad de tiempo

Nunca es recomendable introducir cambios bruscos y definitivos en la rutina de nuestro bebé y esta regla también se aplica en el caso de la lactancia. Por lo tanto, no intentes dejar de dar el pecho a tu bebé una noche y ofrecerle únicamente comidas sólidas en su lugar. Para que se acostumbre, siempre es mejor alternar alimentos sólidos con la lactancia durante un tiempo.

Lo más probable es que tu bebé acabe prefiriendo la variedad y el sabor que le proporcionan las comidas sólidas y deje él solo de pedir el pecho con el paso del tiempo. Por lo tanto, lo mejor es que combines ambos métodos hasta que sea el propio bebé el que marque el final definitivo de la lactancia.

Juega con los tiempos

Tu bebé puede sentirse frustrado durante el periodo de destete si este parece demasiado súbito y repentino. Por lo tanto, para comprobar si tu bebé realmente está preparado para el final de la lactancia, juega con los tiempos vinculados a ella. Empieza a espaciar las tomas cada vez más y, si tu bebé tiene hambre, ofrécele alimentos sólidos en primer lugar antes de recurrir al pecho.

Trata de saltarte alguna toma si tu bebé está entretenido o durmiendo e intenta que consuma alimentos sólidos cuando se dé cuenta de que tiene hambre, para que piense automáticamente en esta opción en vez de en el pecho. Asimismo, también puedes intentar disminuir el tiempo que dedicáis a la lactancia.

Con estas tácticas, tú puedes controlar el proceso y, si ves que tu bebé se siente demasiado frustrado o sigue reclamando el pecho, entonces puedes volverte atrás sin ningún problema. Así conseguirás que el destete sea lo más controlado y agradable posible tanto para tu bebé como para ti.  

 

Otros usuarios están viendo: Libros recomendados para papás primerizos

Artículos relacionados

comer durante el parto

Comer durante el parto: Reflexiones a considerar

Durante mucho tiempo, existía una creencia muy extendida de que las mujeres no debían comer …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *