Inicio / Noticias / El virus Zika y el embarazo: Lo que debes saber5 minutos de lectura

El virus Zika y el embarazo: Lo que debes saber5 minutos de lectura

El virus Zika y el embarazo
El virus Zika y el embarazo

El virus Zika y el embarazo está actualmente en boca de todos. Todos los días aparecen en los periódicos o en la televisión noticias cada vez más alarmantes sobre este virus y los efectos negativos que puede tener en las mujeres embarazadas. Por lo tanto, si estás esperando un bebé o queréis tenerlo en un futuro cercano, es normal que estés preocupado por esta peligrosa pandemia.

Sin embargo, debes tener en cuenta que el virus Zika es de reciente aparición, por lo que todavía no se han realizado las suficientes investigaciones al respecto como para determinar de forma certera cómo afecta este virus al feto.

Además, como consecuencia del pánico que ha despertado, se han extendido muchos rumores preocupantes que finalmente han resultado no ser ciertos. Por lo tanto, lo primero que te vamos a aconsejar sobre este tema es que tengas prudencia. No te creas todo lo que oyes sobre el Zika, sobre todo si procede de fuentes sin contrastar.

Si tienes alguna duda o te preocupa alguna cosa en particular, entonces acude a tu centro de salud o ponte en contacto con algún organismo oficial, como la Organización Mundial de la Salud.  

Dicho esto, ¿qué supone el Zika para una mujer embarazada? Pese a que todavía queda mucho que investigar, parece claro que este virus es enormemente peligroso para las mujeres embarazadas porque puede provocar malformaciones de importancia en el feto. En especial, se ha relacionado el virus Zika con el aumento que se ha producido en Brasil (el país más afectado por este virus) en el número de niños nacidos con microcefalia.

El virus Zika y el embarazo
El virus Zika y el embarazo

La microcefalia es un trastorno en el que la cabeza de una persona es anormalmente pequeña en relación a su cuerpo. Esta deformidad física también puede provocar diversos problemas de desarrollo mental y afecta negativamente a las capacidades motoras. Es un trastorno que actualmente no tiene cura y las personas afectadas por él suelen tener también una esperanza de vida mucho más baja que la media de la población. Sin embargo, debemos decir que todavía no existen pruebas científicas fehacientes que vinculen al virus Zika con la microcefalia, pero el espectacular aumento en el número de nacimientos de bebés con microcefalia nacidos de madres que han sufrido esta enfermedad ha convencido a las autoridades de que ambos factores están relacionados.

Por lo tanto, la OMS ya ha recomendado que tanto las mujeres embarazadas como aquellas que sospechan que pueden estarlo no viajen a los países atacados por el virus. De hecho, en los últimos días se ha recomendado que ni las mujeres ni los hombres que planeen tener hijos en un futuro cercano acudan a esos países, dado que se sospecha que el virus puede permanecer en el semen durante varios meses después de sufrir la enfermedad. Los países a los que se recomienda no viajar son los siguientes: Cabo Verde, Barbados, Curazao, República Dominicana, Guadalupe, Haití, Jamaica, Martinica, Puerto Rico, Isla de San Martín, Islas Vírgenes, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, México, Samoa, Tonga, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guinea francesa, Guyana, Paraguay, Suriname y Venezuela.

Sin embargo, debes tener en cuenta que esta lista puede aumentar en los próximos meses, por lo que, si tienes planeado viajar a Centroamérica o a América del Sur, habla con tu médico antes de tomar tal decisión.

¿El virus Zika y el embarazo: Qué puedes hacer para prevenirlo?

Actualmente, hay poco que puedas hacer al respecto, salvo no viajar a los lugares afectados por esta epidemia. No existe todavía una vacuna para esta enfermedad y se transmite principalmente a través de la picadura de mosquitos, por lo que su contagio es muy difícil de prevenir.

Si, por cualquier razón, tienes que viajar a los lugares afectados y tu pareja y tú estáis esperando un hijo o deseáis tenerlo en breve, haz todo lo posible por evitar las picaduras de los mosquitos. Utiliza siempre ropa que te cubra lo máximo posible, evitando llevar camisetas de manga corta, pantalones cortos y zapatos descubiertos.

Cierra bien las puertas y ventanas de los lugares donde te alojes para mantener a los mosquitos a raya y utiliza productos testados para eliminar los mosquitos, de forma que puedas matar a aquellos que entren antes de que te piquen.

Además, utiliza también una abundante cantidad de repelente antimosquitos en todo momento para reducir al mínimo las posibilidades de sufrir una picadura.

Por último, asegúrate de evitar aquellos lugares donde puede haber muchos mosquitos, como los ríos o los lagos, y vigila que no haya ningún tipo de agua estancada ni de basura acumulada en los alrededores de tu alojamiento.

De esta forma, reducirás las posibilidades de que un mosquito te pueda picar a ti y a tu pareja. Pero, en todo caso, te recomendamos encarecidamente que no viajes a las zonas afectadas por el Zika. Es la única forma realmente certera que hay ahora mismo de prevenir su contagio.

Artículos relacionados

Yendo al gimnasio en la semana 38 de embarazo

Propietario de un gimnasio, Beki seguía entrenándose en su gimnasio en la semana 38 de embarazo.   …