Inicio / Padresfera / Involucrar al padre en el embarazo5 minutos de lectura

Involucrar al padre en el embarazo5 minutos de lectura

involucrar al padre en el embarazo La llegada de un niño supone un gran cambio en la vida de una pareja. Desde el momento en el que sabes que estás esperando un hijo, sabes que nada volverá a ser igual en tu vida. Si bien, por razones obvias y justas, es una etapa que se centra más en la madre, también es un periodo fundamental en la vida de cualquier padre, así que sigue leyendo y descubre cómo involucrar al padre en el embarazo.

Muchos futuros papás se sienten desconectados de la vida que han creado durante el embarazo de su pareja. Sienten que apenas pueden hacer nada para empezar a formar un vínculo con su bebé y se sienten, incluso, un poco inútiles y frustrados porque creen que apenas pueden ayudar a su pareja con los aspectos más problemáticos y dolorosos del parto.

Consejo para involucrar al padre en el embarazo

Presta mucha atención a los cambios que atraviesa el cuerpo de tu pareja: Ciertamente, no puedes notar a tu hijo dentro de ti como lo hace tu pareja, pero sí puedes verlo crecer a través de su cuerpo. Examina concienzudamente la creciente tripita de tu pareja y siente constantemente como tu hijo se mueve dentro de su vientre y le da patadas. Para mantenerte al día de su crecimiento, también puedes crear un cuadro o un gráfico donde puedas ver cuánto mide y pesa tu hijo según van pasando las semanas.

También puedes apuntar los momentos en los que tu hijo alcance algún desarrollo importante según los estudios, como el momento en el que le crezcan los miembros o en el que empiece a moverse, y celébralos con tu pareja. Todo esto te ayudará a sentirte más vinculado a tu hijo y a tu pareja, dado que sabrás constantemente qué es lo que está pasando dentro del vientre de tu pareja.

Permanece a su lado y ayúdala: Consideramos que este es el punto más importante para involucrar al padre en el embarazo, como ya hemos apuntado, muchos padres se sienten frustrados por no poder ayudar a su pareja en los aspectos más duros de su embarazo. Pero eso no significa que no puedas hacer absolutamente para que su embarazo sea más fácil. De hecho, hay muchas cosas que puedes hacer.

Por ejemplo, intenta acudir con ella a todas las citas con el ginecólogo, la matrona o el obstetra que tenga. Acompáñala a las clases prenatales y a realizar cualquier actividad que tenga que ver con el embarazo o con vuestro futuro bebé. Asimismo, en casa, intenta que esté lo más tranquila posible, ocupándote de las tareas domésticas y entreteniendo a vuestros otros hijos, si es que tenéis más, para que ella pueda descansar si lo necesita.

Además, también puedes estar ahí para ayudarla si sufre vómitos, darle masajes en los pies y la espalda si le duelen, prepararle un baño para relajarse y, en general, hacer lo que sea necesario para que se sienta mejor. Asimismo, también puedes compartir con ella algunas restricciones impuestas por el embarazo. Por ejemplo, si ambos fumáis y ella debe dejarlo, tampoco fumes tú, sobre todo en su presencia.

Asimismo, tampoco toques el alcohol durante su embarazo y asegúrate de no consumir ningún alimento que le esté restringido, como el pescado sin cocinar. Por último, permanece constantemente pendiente de ella.

Algunos síntomas relacionados con patologías graves para las embarazadas, como la tensión alta o la preeclampsia, pueden ser advertidos con mayor rapidez por la gente que está a su alrededor de forma habitual. Por lo tanto, mantente siempre pendiente de tu pareja. Si adviertes que duerme más de lo habitual, está demasiado pálida o se queja de dolores de cabeza mucho más de lo que te parece normal, insiste en llevarla al médico, aunque solo sea por si acaso.

Por lo tanto, como ves, hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a tu pareja embarazada, por lo que no te sientas inútil o frustrado al respecto.

Infórmate y dale seguridad:  Aunque seguramente tú también te sientas un poco inseguro, nadie lo estará más que la madre, dado que es ella la que está viendo cómo su cuerpo cambia, cómo experimenta dolores y molestias y cómo el peligroso momento del parto se acerca inexorablemente.

Tú no puedes ayudarla con eso, pero sí puedes hacer todo lo posible para que ella tenga las mínimas preocupaciones posibles. Así pues, ocúpate de cuestiones prácticas, como puede ser la de investigar cuál es la ruta más rápida para acudir al hospital desde cualquiera de los lugares donde estéis con más asiduidad.

Prepara un plan de actuación: Hazlo de modo que no solo haya siempre una persona cerca de tu pareja para ayudarla en esa situación, sino para que alguien se pueda encargar de vuestros asuntos mientras estáis en el hospital, especialmente si tenéis otro hijo o mascotas que necesitan cuidados.

Asimismo, prepara una lista con el número de teléfono de todas aquellas personas que tu pareja quiere que estén al tanto de todo para poder avisarlas rápidamente, como pueden ser sus padres, sus hermanos o sus mejores amigas. Acciones como estas pueden ayudar mucho a tu pareja en un momento de necesidad, pues no tendrá que preocuparse de nada ajeno al nacimiento de vuestro bebé.

Te recomendamos que te informes todo lo posible. Lee e investiga todo lo que puedas para que sepas, en cada momento, qué opciones tenéis. También te recomendamos encarecidamente que te informes sobre el parto y los riesgos que conlleva el embarazo tanto para tu mujer como para tu bebé. Algunas mujeres pueden encontrar preocupantes o incluso terroríficos algunos de los datos existentes sobre los posibles problemas que pueden surgir durante el embarazo y el parto. Pero la información es muy importante en cualquier coyuntura.

Como ves, hay muchas formas para involucrar al padre en el embarazo. Así pues, no te dejes vencer por la frustración y conviértete en una parte activa del embarazo de tu pareja siguiendo estas recomendaciones.

VIDEO| COMO INVOLUCRAR AL PADRE EN EL EMBARAZO

Artículos relacionados

Consejos para papás primerizos

Aquellos que tenemos experiencia en este ámbito sabemos que el embarazo y la paternidad son …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *