Inicio / Padresfera / El embarazo y cómo lidiar con la familia4 minutos de lectura

El embarazo y cómo lidiar con la familia4 minutos de lectura

lidiar con la familiaCuando una pareja anuncia un embarazo a sus amigos y familiares, estos algunas veces se convierten en una auténtica plaga. Están llamando a todas horas para saber cómo se encuentra tu pareja, desean estar con ella constantemente y, cuando nace el bebé, están llamado al timbre todo el rato. en este artículo te damos algunos consejos sobre cómo lidiar con la familia durante el embarazo y despuès del parto.

Estos gestos, que en un principio pueden parecer un símbolo de amor, pueden convertirse en una verdadera tortura. Por mucha confianza que tengas, la presencia de una visita en tu casa significa que tienes que atender a esa persona y que tu rutina queda completamente interrumpida. Además, esas personas no saben si tu pareja ha pasado una mala noche y necesita dormir desesperadamente, si tiene náuseas o si se siente bien por primera vez en mucho tiempo y esperabais disfrutar de una noche tranquila juntos. Y se quedan en tu casa durante horas cuando tu pareja y tú lo único que queréis es que se vayan y os dejen un ratito tranquilos.

Esto puede llegar a ser aún más agobiante cuando nazca el bebé. Ten en cuenta que algunos bebés lloran constantemente durante la noche, necesitan alimentarse cada 3 ó 4 horas y pueden tardar algo de tiempo en acostumbrarse a la vida fuera del vientre materno. Si has estado varias noches sin dormir y, en el momento en el que tu bebé está tranquilo por fin, suena el timbre y le despierta, tu frustración será inenarrable.



Esto pasa con más asiduidad de la que te puedes imaginar. Al principio, puedes pensar que seguramente no será para tanto. Probablemente pensarás que la gente que tienes a tu alrededor tiene dos dedos de frente y tendrá consideración, pero te podemos asegurar que los bebés pueden volver loco incluso al más sensato de tus parientes. Tu pareja tendrá suficientes cosas de las que preocuparse, por lo que te aconsejamos que tú tomes las riendas de esta situación y fijes algunas normas en cuestión de visitas y llamadas.

Cómo lidiar con la familia durante el embarazo

  1. Habla con tus familiares y amigos y hazles comprender que no quieres ofenderles ni apartarles de tu pareja y tu hijo, pero que el embarazo y los primeros días de un bebé son etapas duras y que habrá momentos en los que todos necesitéis intimidad y tranquilidad.
  2. Comunica a tus familiares y amigos que habrá momentos en los que apagaréis el teléfono porque necesitáis descansar desesperadamente, por lo que no deben preocuparse si no contestáis.
  3. Diles también que haréis lo mismo con el timbre, por lo que si os visitan sin avisar, puede que no abráis la puerta. Asegúrales que tú les avisarás a todos y cada uno de ellos si hay alguna novedad o necesitan algo, pero que no vas a permitir que el descanso de tu bebé y tu pareja se vea constantemente interrumpido por visitantes, independientemente de lo mucho que los apreciéis.
  4. Asegúrate también de controlar a los visitantes que acudan al hospital.

En su deseo por conocer al nuevo bebé, mucha gente se olvida de que la madre acaba de pasar por un proceso muy traumático para su cuerpo. Probablemente se sentirá enormemente cansada y tenga muy pocas ganas de pasar tiempo con otra persona que no sea su bebé (y, si tienes suerte, también contigo). Pero se sentirá obligada a poner buena cara a todos esos visitantes que se acercan al hospital.

Por lo tanto, álzate como defensor de los intereses de tu pareja. Haz entender a los visitantes que tu pareja necesita descansar. No dejes que haya muchas personas en la habitación al mismo tiempo ni que se queden demasiado y, si tu pareja está durmiendo o te ha dicho que necesita un poco de tranquilidad, no les dejes entrar. Algunas personas pueden sentirse un tanto ofendidas por esto, pero intenta que lo entiendan.

Para que todo te resulte más fácil y no tengas la sensación de estar haciendo de guarda jurado todo el tiempo, habla con tus familiares cercanos sobre esto con antelación. Otros miembros de tu familia, sobre todo las mujeres que ya hayan pasado por esta experiencia, comprenderán que tu intención es la mejor posible. Sin embargo, al final del día, lo más importante sois vosotros tres: tu pareja, vuestro bebé y tú y debes hacer lo que sea más conveniente para los tres.

Por lo tanto, aprender a lidiar con la familia y amigos y no dejes que las visitas constantes os agobien y ponles freno lo antes posible para que no os estresen más de lo necesario. Te aseguro que acabarás agradeciendo este consejo.

Artículos relacionados

qué regalos a una embarazada

Qué regalar a una embarazada

¿No sabes que regalar a una embarazada? Cuando una pareja dice a la gente que …