Inicio / Madresfera / Publicar las fotos de tu bebé en Internet | reflexiones4 minutos de lectura

Publicar las fotos de tu bebé en Internet | reflexiones4 minutos de lectura

Publicar las fotos de tu bebé en InternetEn los tiempos que corren, todos utilizamos Internet de forma habitual. Es el mundo en el que nos movemos y vemos todos los días miles de imágenes que se publican constantemente en las redes sociales. Y, en muchos casos, nos encontramos también con muchas fotos de bebés y de niños pequeños. Esto ha despertado un enorme debate que está levantando ampollas actualmente y que gira en torno a la idea de si publicar las fotos de tu bebé en Internet o no.

Existe una enorme disparidad de criterios en este sentido. Hay personas que hacen saber a todos sus amigos y familiares que, si alguna vez ven una foto de su hijo en las redes sociales, el infractor sufrirá sus iras. Al mismo tiempo, hay padres que todos los días comparten en las redes sociales una o varias imágenes de sus hijos con toda naturalidad. Ambos campamentos suelen estar enfrentados, por lo que un nuevo padre puede llegar a preguntarse cuál es la mejor actitud a adoptar en este sentido.

Publicar las fotos de tu bebé en Internet o no

En primer lugar, debemos decirte que no existe una actitud absolutamente correcta. Tú pones el límite. Si no te sientes a gusto con que la imagen de tu hijo esté en Internet, entonces no hay más que añadir. No subas fotografías suyas y pide a tus conocidos que tampoco lo hagan. La mayoría de la gente, salvo que suban alguna foto por error, respetarán tus deseos.

De la misma manera, muchos padres utilizan las redes sociales para compartir la foto de sus hijos con amigos y familiares que viven lejos o que no tienen la oportunidad de ver al bebé con regularidad. En estos casos, los padres utilizan las redes sociales con el objetivo de que la imagen de su bebé no salga de su círculo cercano.

Si tú quieres hacer esto, pero te preocupa que la imagen de tu bebé se difunda fuera de ese terreno, nosotros te recomendamos que fortalezcas la seguridad de tu perfil antes de publicar ninguna. Haz una limpieza, de modo que elimines todos aquellos contactos con los que no tengas una relación muy cercana, refuerza sus normas de seguridad y pide a tus contactos que nunca compartan la foto de tu bebé. De esta forma, limitarás las posibilidades de que las fotografías de tu hijo se difundan por otros espacios, pero siempre existe algo de riesgo.

Por último, si tú decides publicar las fotos de tu hijo en las redes sociales, sigue siendo tu decisión. No dejes que los defensores de la otra tendencia te convenzan de no hacerlo. Sin embargo, tienes que tener en mente ciertas cuestiones. La seguridad es siempre una preocupación cuando compartes fotos de tu hijo por Internet. Si bien los casos más extremos son inusuales, nunca está de más que tengas en cuenta algunas precauciones adicionales. Por ejemplo, nunca etiquetes la guardería o el colegio de tu hijo o lugares a los que podáis ir habitualmente, de forma que, si algún elemento indeseable se cruza en tu camino, no tenga facilidades para encontrar a tu hijo.

Tampoco indiques información que puede ser considerada como sensible, de forma que nadie pueda robar la identidad de tu hijo. Asimismo, es recomendable que tengas en cuenta el tipo de fotografías que vas a colgar de tu hijo. Recuerda que la información que volcamos en la red nunca desaparece realmente y puede estar subiendo una foto que a ti te parece muy linda, pero que dentro de unos años puede avergonzar a tus hijos. Por lo tanto, condúcete con mesura y piensa en la seguridad y conveniencia de tu hijo por encima de todo.

El mejor consejo que podemos darte es que a la hora de decidir si publicar las fotos de tu bebé en Internet o no, guíate por la lógico más que por el sentido común. La propia lógica suele ser la mejor consejera. Eres tú el que sabe cuáles son tus deseos y los de tu pareja al respecto. También sabes si tienes unos perfiles en las redes sociales llenos de gente que apenas conoces (por ejemplo, si los utilizas básicamente como medio de promoción profesional) o están limitados a tus amigos y familiares. También eres tú el que debe de juzgar si una fotografía es adecuada o si está dando demasiada información sobre tu bebé.

Al final del día, eres tú el que tienes que decidir y afrontar las consecuencias, buenas o malas, que pueden producirse. Por lo tanto, no subas fotos de tu hijo a las redes sociales sin pensar antes cuidadosamente en ello. Pero, una vez lo hayas hecho, si es tu deseo, no te lo niegues. Con unas precauciones fundamentales, no tiene que pasar nada.

Artículos relacionados

final de la lactancia

Final de la lactancia y cómo elegir el momento adecuado

En muchas ocasiones, resulta difícil determinar exactamente cuándo se debe dar fin a la lactancia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *